Canadiense y Estadounidense

Crema de Coliflor Vegana

Esta crema de coliflor vegana de 6 ingredientes es rica, cremosa y sin lácteos! La coliflor asada está a otro nivel de delicia, y cuando se tratan de ingredientes simples y baratos, obtienes la mejor receta de sopa de coliflor vegana que jamás hayas probado!

Un bol blanco con crema de coliflor vegana y pan.

Me encantan algunas sopas veganas cremosas! Una de las primeras recetas que publiqué en el blog es esta vichyssoise vegana.  Eso fue hace muuucho tiempo, cuando todavía podía permitirme comprar anacardos.

Ahora tengo dos nuevos ingredientes favoritos para añadir cremosidad a mis sopas veganas y salsas. El primero es yogurt de soja sin azúcar, el cual es increíble en esta salsa tzatziki vegana, y el segundo es la leche de coco.

Hace un tiempo revisé un libro de cocina que tenía una receta para la pasta Alfredo vegana. La salsa está hecha de coliflor y le puedes echar o anacardos o leche de coco. Opté por la leche de coco y me sorprendió que no sabía en absoluto a coco. Así que decidí ampliar esa idea y hacer esta épica y sabrosa crema de coliflor vegana!

Un coliflor entero.

Cómo hacer crema de coliflor vegana

En lugar de hervir a fuego lento la coliflor como pasa en la mayoría de las recetas veganas de sopa de coliflor, quería sacar a relucir la dulzura de la misma mientras la asaba primero.

Una bandeja de coliflor asada.

Asar verduras suele durar unos 45 minutos, pero hay dos trucos que utilizo para hacer esta crema rápida de preparar y genial para una cena de entresemana.

En primer lugar, no hace falta que esperes a que el horno se precaliente completamente antes de meterle la bandeja. Realmente no hay diferencia si las verduras se empiezan a asar en un horno más frío, porque al final salen completamente asadas igualmente. 

Así que corta el núcleo de la coliflor simplemente, arranca o corta los floretes en trozos más pequeños, rocía un poco de aceite de oliva y sal y mete esa bandeja en el horno.

En segundo lugar, asé la coliflor a una temperatura bastante alta para que se terminara en cuanto antes. No te preocupes, aun así sale tierna, dulce y con un delicioso sabor a tostado, incluso un poco ahumado, ya que los pedacitos se quemarán un poco y le añadirán aún más complejidad a la sopa.

(Aparte: ¿alguna vez has tenido una coliflor entera asada en un horno de leña hasta que casi se chamusca? Lo probé en un restaurante israelí y fue una de las cosas más deliciosas que he probado en mi vida).

Sólo échale un ojo para asegurarte de que no se queme demasiado!

Decorando un bol de crema de coliflor vegana con leche de coco.

Mientras la coliflor se asa, puedes freír la cebolla. Otro truco para sacarle tanto sabor como sea posible es cocinar lentamente la cebolla a fuego lento.

Normalmente se cocinan las cebollas en unos 5 minutos, pero ya que tienes tiempo de sobra mientras la coliflor se asa, puedes suavizar la cebolla lentamente durante 10 – 15 minutos.

Las cebollas cocinadas a fuego lento añaden una gran cantidad de complejidad y riqueza a la sopa. No soy sólo yo quien así lo piensa: este artículo de Cook’s Illustrated explica la ciencia que hay detrás del porqué siempre es mejor cocinar lentamente tus cebollas para hacer sopas y salsas!

Cuando todo esté listo, añade tus condimentos frescos o secos favoritos. Yo elegí tomillo seco, pero se puede experimentar con cualquier hierba, o incluso una pizca de nuez moscada o curry en polvo.

Añade un poco de caldo de verduras y llévalo a ebullición. Ahora tienes dos opciones para la mezcla: o pasas la olla y la coliflor a una licuadora o mezclas la coliflor en la olla y usas una licuadora de mano.

Un bol de la sopa con una cuchara.

Personalmente, mi licuadora vertical hace sopas más suaves que mi batidora de mano, así que prefiero la primera opción. Empieza a mezclar, con cuidado y con la tapa medio abierta para permitir que el vapor escape, y cuando se descomponga en su mayoría, tienes que echarle la leche de coco.

Prefiero añadir la leche de coco a la licuadora en lugar de calentarla en la olla con el caldo, porque a veces puede dividirse o ponerse rara cuando se hierve. No tiene que enfriar tu sopa demasiado al echarla, pero si lo haces siempre puedes poner el contenido de nuevo a la olla y calentarla por otro minuto o dos.

¡Eso es todo! Pruébala y ajusta los condimentos como mejor te parezca y sírvela. Puedes rociar la leche de coco sobrante como guarnición y cualquier otra guarnición que te guste. Me encanta esta crema de coliflor vegana servida con mucho pan crujiente para mojar!

Crema de Coliflor Vegana

Esta crema de coliflor vegana de 6 ingredientes es rica, cremosa y sin lácteos! La coliflor asada está a otro nivel de delicia, y cuando se tratan de ingredientes simples y baratos, obtienes la mejor receta de sopa de coliflor vegana que jamás hayas probado!
Preparación15 min
Cocción20 min
Total35 min
Categoría: Entrante, Plato Principal
Cocina: Americana
Palabra Clave: Vegana
Raciones: 4
Calorías: 234kcal
Autor: Cilantro & Citronella

Ingredientes

  • 1 cabeza de coliflor de 1 kilo, más o menos después de retirar las hojas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva divididas
  • Unas pizcas de sal
  • 1 cebolla grande picada
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 cucharadita de tomillo seco o tu hierba preferida
  • 600 ml de caldo de verduras
  • 240 ml de leche de coco de lata
  • Guarniciones al gusto

Instrucciones

  • Enciende el horno a 230 c.
  • Retira el núcleo de la coliflor y arranca los floretes con las manos o córtalos con un cuchillo en trozos más pequeños. Colócalo todo en una bandeja para hornear y rocíalo con 1 cucharada de aceite y una pizca de sal. Revuélvelo y pon la bandeja en el horno. El horno no necesita estar completamente precalentado cuando pongas la bandeja dentro – empezará a asarse incluso cuando el horno se caliente. Deja que se ase durante 20 minutos o hasta que esté tierno y dorado, revolviéndolo una vez. No pasa nada si hay algunos trozos quemados porque añaden sabor, pero no lo pierdas de vista para que no se queme del todo.
  • Mientras tanto, calienta 1 cucharada de aceite en una olla mediana (si usas una licuadora de soporte) o en una olla grande (si usas una licuadora de inmersión) a fuego medio-bajo.
  • Agrega la cebolla y una pizca de sal. Déjalo que se cocine lentamente, removiéndolo ocasionalmente, mientras la coliflor se asa – unos 15 minutos. La cocción lenta de la cebolla añade un montón de sabor, así que reduce el calor si se está dorando demasiado rápido.
  • Cuando la coliflor esté a unos minutos, añade el ajo y el tomillo a la cebolla y cocínalos hasta que estén fragantes y suaves.
  • Finalmente, añade el caldo a la olla y pon el fuego en alto para llevarlo a ebullición.
  • Si estás utilizando una licuadora normal, pasa la coliflor y el contenido de la olla a la licuadora. Empieza a mezclarlo con la tapa entreabierta para permitir que el vapor escape. Cuando se descomponga en su mayoría, añade la leche de coco. La leche de coco no debe enfriar demasiado la sopa, pero siempre la puedes pasar a la olla de nuevo para recalentarla si es necesario.
  • Si usas una licuadora de inmersión, añade la coliflor a la olla con el caldo y empieza a mezclarlo. Cuando se descomponga en su mayoría, añade la leche de coco.
  • Pruébalo y ajusta el condimento si es necesario. Puedes echar lo que queda de la leche de coco restante y tu elección de guarniciones.

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.