Español

Croquetas Veganas de Setas

Estas croquetas veganas de setas son la típica tapa española. El exterior es dorado y crujiente, mientras que el interior es suave y cremoso, con trocitos de setas jugosos. Cómelas solas o con tu salsa favorita!

Croquetas veganas de setas en un plato blanco.

Las croquetas son una de las tapas españolas más populares: puedes comprarlas en casi todos los bares y supermercados del país. Se hacen con una bechamel que se enfría hasta que se puede enrollar fácilmente en forma de tronco y luego se empanan y fríen.

Setas salvajes enteras.

Por lo general, las croquetas españolas se suelen hacer con los restos de carne después de las fiestas. Solo córtala y agrégala a la bechamel. Pero hay un par de variaciones vegetarianas, como estas croquetas veganas de espinacas y la receta que sigue para las croquetas de setas.

Setas salvajes picadas y pochadas en una sartén.

Puedes usar cualquier tipo de champiñón o seta que quieras para estas croquetas. Yo utilicé una variedad silvestre llamada robellón que están en temporada en este momento y son mis setas favoritas por su textura súper jugosa.

Un buen sustituto de la textura sería el Portobello o la seta ostra, pero podrías usar incluso champiñones blancos.

Salsa bechamel en una olla.

Para hacer croquetas de setas, empieza salteando la cebolla y el ajo con las setas. También puedes añadir las hierbas que quieras. Con los hongos silvestres, solemos usar perejil italiano.

La masa para croquetas veganas de setas en un recipiente.

Haz la bechamel en una olla pequeña. No es tan complicado como parece: solo necesitas batirlo mientras agregas lentamente la leche, y obtendrás una salsa suave y sin grumos. Echa las setas en tu bechamel y enfría la mezcla durante unas horas o durante toda la noche.

Las croquetas antes de freír.

Una vez que esté frío, puedes enrollar el relleno en la forma correcta. Las croquetas españolas suelen tener esta forma de tronco, pero también puedes hacerlas redondas si lo prefieres. Cada croqueta se enrolla sobre pan rallado, luego leche y una segunda capa de pan rallado, y se dejan caer en una olla de aceite caliente.

Las croquetas hechas en un plato.

Están hechas cuando están doradas por todos lados y crujientes. Se sirven mejor de inmediato, mientras están en su punto máximo crujiente. Si estás haciendo estas croquetas de setas como parte de una noche de tapas, asegúrate de echar un vistazo a mis recetas de esta tortilla de patatas vegana y ensaladilla rusa vegana.

Croquetas Veganas de Seta

Estas croquetas veganas de setas son la típica tapa española. El exterior es dorado y crujiente, mientras que el interior es suave y cremoso, con trocitos de setas jugosos. Cómelas solas o con tu salsa favorita!
Preparación3 h
Cocción15 min
Total3 h 15 min
Categoría: Tapa
Cocina: Española
Palabra Clave: Vegana
Raciones: 4
Calorías: 440kcal
Autor: Cilantro & Citronella

Ingredientes

  • 60 ml (¼ de taza) de aceite de oliva, dividido
  • ½ cebolla picada
  • 2 dientes de ajo picados
  • 215 gramos de setas cortadas finamente en cubitos (yo usé salvajes pero cualquier tipo vale: Portobello, ostra, asiático, blancos, cremini, etc.)
  • 75 gramos (½ taza) de harina
  • 650 ml (2 ¾ tazas) de leche vegetal sin azúcar, dividida
  • 120 ml (½ taza) de caldo de verduras
  • ½ cucharadita de sal y más para las setas
  • Pimienta al gusto
  • 135 gramos (1 ½ tazas) de pan rallado
  • Aceite para freír

Instrucciones

  • Calienta 1 cucharada de aceite en una sartén grande a fuego medio. Agrega la cebolla y fríela hasta que esté transparente, luego echa el ajo y fríelo también hasta que esté suave y fragante. Retíralos a un plato.
  • Por lo general, suelo hacer las setas en dos tandas para que formen una sola capa en la sartén y las hago fritas en lugar de al vapor. Por lo tanto, echa la mitad de las setas picadas y déjalas solos durante unos minutos para dorarlas por el primer lado antes de removerlas para dorarlas por el otro lado. Una vez doradas, sazónalas con sal y pimienta y retíralas al plato con las cebollas. Fríe el segundo lote de setas y déjalas a un lado.
  • Combina 400 ml (1 ¾ tazas) de leche vegetal con el caldo de verduras en un bol o tazón para medir. Déjalos a un lado por ahora.
  • En una olla pequeña, calienta 3 cucharadas de aceite de oliva a fuego medio. Poco a poco, tamiza la harina y remuévela a medida que la agregas para que no se hagan grumos. Obtendrás una especie de bola de masa. Deja que se cocine, removiéndola constantemente, hasta que desaparezca el olor a harina cruda – uno o dos minutos.
  • Agrega una pequeña cantidad de la mezcla de caldo y leche vegetal y bátelo muy bien. Al principio se evaporará, pero sigue echando el líquido poco a poco, batiendo constantemente, hasta que se empiece a formar una salsa. Para evitar grumos, tienes que batirlo muy bien! Una vez que hayas echado toda la leche, sigue batiendo mientras se cuece a fuego lento y cocínala a fuego lento, batiendo, durante un par de minutos hasta que se quede espeso.
  • Retíralo del fuego y agrega ½ cucharadita de sal, pimienta al gusto, las setas,, la cebolla y el ajo. Pásalo a un plato y déjalo enfriar a temperatura ambiente. Una vez frío, cúbrelo con una envoltura de plástico, presionando la envoltura sobre la parte superior del relleno y refrigéralo hasta que esté completamente frío.
  • Cuando esté listo para freír, calienta el aceite de freír en una olla pequeña a fuego medio.
  • Echa la taza restante (250 ml) de leche vegetal en un bol y el pan rallado en otro bol. Coge aproximadamente una cucharadita del relleno y enróllalo en forma de tronco. Cúbrelo con pan rallado, luego sumérgelo en la leche y de nuevo en el pan rallado.
  • Fríelo en tandas de 5 o 6, dándoles la vuelta según sea necesario, hasta que estén dorados. Retíralos a un plato forrado con papel de secado.
  • Sírvelo!

No Comments

Leave a Reply






Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.