Indio

Garbanzos al Curry (Chana Masala)

Garbanzos al curry es una receta fácil, deliciosa y totalmente vegetariana y vegana. Hacer garbanzos al curry desde cero no es complicado y te permite el control total sobre el nivel de picante y los sabores de tu plato final. Es una receta muy adaptable al que se puede añadir otras verduras como kale, espinacas o brócoli para un almuerzo o cena completo.

Garbanzos al curry es una receta fácil, deliciosa y totalemente vegetariana y vegana. Hacer garbanzos al curry desde cero no es complicado y te permite el control total sobre el nivel de picante y los sabores de tu plato final. Es una receta muy adaptable al que se puede añadir otras verduras como kale, espinacas o brócoli para un almuerzo o cena completo.

Desde que subí al tren de la aquafaba hace unas semanas (ver aquí y aquí), compré más botes de garbanzos que los que una persona corriente debería tener en un momento dado.

Menos mal que me gustan los garbanzos. Y el curry. Garbanzos al curry, o chana masala, es básicamente obligatorio en cualquier recetario de la gastronomía india, pero hay un sinfín de variaciones de la receta básica.

Cuando preparaba esta receta me dirigí primero a mi libro de confianza The Asian Vegan Kitchen, que suelo consultar cada vez que busco una versión vegana de las recetas asiáticas tradicionales.

Su versión incorpora algunas de mis especias preferidas como amchur y asafoetida y la verdad es que se me hacia la boca agua leyendo la receta; pero como no todo el mundo tiene acceso a esas especias, quería una receta más accesible para la mayoría, con ingredientes básicos de supermercado.

Este post contiene enlaces de afiliado que ayudan a apoyar esta página web sin costo adicional para usted.

Garbanzos al curry es una receta fácil, deliciosa y totalemente vegetariana y vegana. Hacer garbanzos al curry desde cero no es complicado y te permite el control total sobre el nivel de picante y los sabores de tu plato final. Es una receta muy adaptable al que se puede añadir otras verduras como kale, espinacas o brócoli para un almuerzo o cena completo.

Después de navegar por internet un poco, encontré esta receta en The Guardian, a cargo de Felicity Cloake, que cumplía con los requisitos.

Seguro que esta receta complacerá a cualquier fanático de la gastronomía india, o a cualquiera con papilas gustativas. Tiene la cantidad perfecta de picante, ácido, cebolla y ajo en una rica salsa espesa de tomate.

También complacerá al cocinero ya que la preparación del plato es mínima y puede estar liso en casi 30 minutos, si eres capaz de realizar múltiples tareas a la vez (yo no).

Garbanzos al curry es una receta fácil, deliciosa y totalemente vegetariana y vegana. Hacer garbanzos al curry desde cero no es complicado y te permite el control total sobre el nivel de picante y los sabores de tu plato final. Es una receta muy adaptable al que se puede añadir otras verduras como kale, espinacas o brócoli para un almuerzo o cena completo.

Finalmente, como ya he dicho, estos garbanzos al curry son muy adaptables así que no tengas miedo de experimentar con las especias. Si no tienes una, sustitúyela por otra.

¿No te gusta la comida picante?, reduce el chili. ¿No te gusta el ajo? Pues, en ese caso, es probable que no tengas alma y no hay nada que hacer.

¿Quieres ver lo fácil que es hacer estos garbanzos al curry? Mira el video y compártelo en Facebook:


Garbanzos al Curry (Chana Masala)

Hacer garbanzos al curry desde cero no es complicado y te permite el control total sobre el nivel de picante y los sabores de tu plato final. Es una receta muy adaptable al que se puede añadir otras verduras como kale, espinacas o brócoli para un almuerzo o cena completo.
Preparación5 min
Cocción35 min
Total40 min
Categoría: Plato Principal
Cocina: India
Palabra Clave: Vegana
Raciones: 4 comensales
Calorías: 258kcal
Autor: Cilantro & Citronella

Ingredientes

  • 1 bote (de 400 gramos) de garbanzos
  • 400 ml de agua
  • 1 cucharada de aceite de girasol
  • 1 cucharadita de semillas de comino
  • 1 cebolla grande picada
  • 6 dientes de ajo
  • 1 trozo (unos 25 gramos) de jengibre, pelado
  • Un puñado (unos 25 gramos= de cilantro hojas y tallos, y más para decorar
  • 1 - 4 pimientos verdes ajustar al gusto
  • 1 cucharada de cilantro molido se puede sustituir por 1.5 cucharadas de semillas de cilantro
  • 1 - 2 cucharaditas de ají molido
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 bote (de 240 gramos) tomates enteros
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de garam masala
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • La mitad de una cebolla roja picada

Instrucciones

  • Escurrir y lavar los garbanzos. Ponerlos en una olla pequeña con el agua y hervir a fuego medio durante 5 minutos.
  • Calentar el aceite en una sartén grande a fuego medio-alto. Añadir las semillas de comino y freír, removiendo constantemente, hasta que suelten el aroma – unos 30 segundos. Añadir la cebolla y reducir el fuego a medio. Pochar hasta que esté dorada.
  • Machacar el ajo, jengibre, pimientos verdes y cilantro (reservando unas hojas para decorar) hasta obtener una pasta. Añadir esta pasta a la cebolla y mezclar bien. Freír durante unos minutos, removiendo, luego añadir el cilantro molido, ají molido y cúrcuma. Freír las especias un par de minutos más, añadiendo un poco más de aceite si la sartén está seca.
  • Añadir los tomates con su jugo a la sartén, rompiéndolos en trozos con una cuchara. Añadir los garbanzos y el agua en que se cocinaron y la sal. Llevar a ebullición y cocinar a fuego medio-lento hasta que el líquido haya reducido, obteniendo una salsa espesa – 20 a 30 minútos.
  • Retirar del fuego y añadir el garam masala y jugo de limón. Servir con arroz basmati y decorado con cilantro y cebolla roja picada.

El contenido de esta página está protegido por leyes de copyright y propiedad intelectual. Asimismo, ningún elemento disponible en esta web podrá ser utilizado, copiado o distribuido sin el permiso por escrito de la propietaria. Los usuarios pueden hacer enlaces a esta página web y compartirla en los redes sociales siempre que el nombre de la página sea visible.

1 Comment

  • Reply
    Mariana
    septiembre 16, 2018 at 9:49 pm

    Es verdad que aquel al que no le gusta el ajo, no tiene alma y está perdido. No lo había visto tan claro como hasta ahora.
    Muchas gracias por la receta. Un beso

  • Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.