Español

Patatas a lo Pobre Sin Aceite

Esta receta de patatas a lo pobre es fácil de hacer pero llena de sabores y texturas. Este plato es sencillo y se puede servir de tapa, almuerzo ligero o de acompañamiento.

Las patatas se suelen freír en abundante aceite, pero mi versión va sin aceite, ya que las patatas están cocidas al vapor con caldo de verduras, pimentón ahumado, vinagre de vino tinto y hierbas frescas.

Esta receta de patatas a lo pobre es fácil de hacer pero llena de sabores y texturas. Este plato es sencillo y se puede servir de tapa, almuerzo ligero o de acompañamiento. Las patatas se suelen freír en abundante aceite, pero mi versión va sin aceite, ya que las patatas están cocidas al vapor con caldo de verduras, pimentón ahumado, vinagre de vino tinto y hierbas frescas.

Patatas a lo pobre es una de esas recetas que empieza de forma simple, pero que se puede retocar e incluso versionar de innumerables maneras. La mayoría de las recetas básicas llevan patatas (obvio), pimiento verde, cebolla y aceite. Mucho, mucho aceite.

He visto recetas que llevan más de un cuarto de litro de aceite de oliva, así que si no vives en un país donde se produce aceite de oliva, estas patatas serían más bien patatas a lo rico. O patatas a lo gordo.

Mi interpretación de patatas a lo pobre es hacerlas casi sin aceite. Hago el esfuerzo de reducir mi consumo de aceite después de haber leído El Estudio de China.

Los autores recomiendan reducir el consumo de aceites vegetales añadidos – incluyendo el aceite de oliva. Parece ser totalmente contrario a lo que escuchamos sobre “la dieta mediterránea”, tan saludable gracias al aceite de oliva.

Esta receta de patatas a lo pobre es fácil de hacer pero llena de sabores y texturas. Este plato es sencillo y se puede servir de tapa, almuerzo ligero o de acompañamiento. Las patatas se suelen freír en abundante aceite, pero mi versión va sin aceite, ya que las patatas están cocidas al vapor con caldo de verduras, pimentón ahumado, vinagre de vino tinto y hierbas frescas.

Para acortar una larga historia, el mito de la dieta mediterránea surgió de un estudio en los años 60 que encontró que la gente de la isla de Creta, que consumía una dieta básicamente vegetariana con pequeñas cantidades de pescado y aceite de oliva, llevaba una dieta excepcionalmente saludable.

Los medios de comunicación se aferraron a la idea de que el aceite de oliva era muy bueno para el corazón (supongo que es más fácil convencer a los consumidores para que cambien el aceite vegetal por el aceite de oliva en vez de convencerles para adoptar una dieta basada en plantas).

Las investigaciones más recientes demuestran que el aceite de oliva no protege el corazón y que la gente de Creta se mantenía saludable gracias a su dieta casi vegetariana a pesar del aceite de oliva en vez de gracias a ello.

Esta receta de patatas a lo pobre es fácil de hacer pero llena de sabores y texturas. Este plato es sencillo y se puede servir de tapa, almuerzo ligero o de acompañamiento. Las patatas se suelen freír en abundante aceite, pero mi versión va sin aceite, ya que las patatas están cocidas al vapor con caldo de verduras, pimentón ahumado, vinagre de vino tinto y hierbas frescas.

Pero para ser honesta, no estoy segura de poder renunciar al aceite por completo. La comida india es una de mis comidas preferidas y muchas recetas empiezan haciendo una infusión de una mezcla de especias en aceite como en esta receta de dhal de lentejas amarillas.

Tendría que ser muy creativa como para conseguir los mismos sabores sin aceite, así que por ahora me quedo con mi tadka e intento reducir la cantidad de aceite en platos donde no es para nada necesario, como estas patatas a lo pobre!

En vez de freír mis patatas en una taza de aceite, las cocí en 60 ml de caldo de verduras, las mezclé con una selección de productos mediterráneos y las salpiqué con pimentón. Y están ricas riquísimas!

Patatas a lo Pobre Sin Aceite

Esta receta de patatas a lo pobre es fácil de hacer pero llena de sabores y texturas. Este plato es sencillo y se puede servir de tapa, almuerzo ligero o de acompañamiento.
Preparación5 min
Cocción30 min
Total35 min
Categoría: Entrante, Plato Principal, Tapa
Cocina: Española
Palabra Clave: Vegana
Raciones: 2 como principal o 4 como acompañamiento/tapa
Calorías: 202kcal
Autor: Cilantro & Citronella

Ingredientes

  • 500 gramos de patatas pequeñas tipo bebé o nuevas, cortadas por la mitad
  • 60 ml de caldo de verduras
  • 10 cebollas perlas peladas y cortadas en dos
  • 5 dientes de ajo sin pelar y aplastados con el cuchillo
  • La mitad de un pimiento verde cortado
  • 4 - 5 corazones de alcachofa cortados en cuatro
  • 4 - 5 tomates secos cortados
  • 20 -25 aceitunas negras y/o verdes
  • 1 cucharadita de sal
  • Pimienta al gusto
  • ¼ cucharadita de pimentón ahumado
  • 1 ½ cucharadas de vinagre de vino tinto
  • 2 cucharadas de perejil o albahaca o cilantro fresco picado

Instrucciones

  • Llevar a ebullición una olla de agua salada. Hervir las patatas durante 10 minutos.
  • Escurrir y trasladar las patatas a una sartén grande a fuego bajo con la parte cortada hacia abajo. Verter el caldo y repartir las cebollas y dientes de ajo entre las patatas. Añadir el pimiento, alcachofas, tomates secos y aceitunas. Salpimentar.
  • Tapar y cocinar a fuego lento hasta que las patatas estén blandas – unos 20 minutos. Retirar del fuego y salpicar con pimentón, vinagre y la hierba fresca que te guste. Servir de inmediato.

Notas

Receta adaptada de My Goodness Kitchen

pic of me 2Hola, soy Melissa! Si te ha gustado la receta y quieres más como esta, sígueme en FacebookInstagram, o Twitter.

El contenido de esta página está protegido por leyes de copyright y propiedad intelectual. Asimismo, ningún elemento disponible en esta web podrá ser utilizado, copiado o distribuido sin el permiso por escrito de la propietaria. Los usuarios pueden hacer enlaces a esta página web y compartirla en los redes sociales siempre que el nombre de la página sea visible.

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.