Japonés

Ramen Vegano con Caldo de Sésamo Cremoso

Este ramen vegano será el más delicioso que jamás hayas probado!! Siendo una versión vegana del ramen Tantanmen, se caracteriza por tener un caldo de sésamo cremoso y picante, bok choy fresco, tofu frito y crujiente, y cebolletas fritas. Y no solo eso: ¡es muy rápido y fácil de hacer!

Un bol de ramen vegano con palitos negros.

Un nuevo establecimiento de ramen vegano abrió en mi ciudad el mes pasado y, por supuesto, tenía que probarlo lo antes posible! Donde vivo, no tenemos muchas opciones de ramen, y mucho menos de ramen vegano.

Desgraciadamente, parece que el ramen aun no se ha puesto de moda en Barcelona, ya que éramos los únicos comensales de todo el sitio un sábado por la noche!

Nos sirvieron solo tres opciones: ramen miso, ramen con sésamo blanco y ramen con sésamo negro. Estaba increíblemente bueno: nunca antes había probado ese tipo de ramen con un caldo cremoso.

Un poco de investigación online me enseñó que simplemente estaban haciendo una versión vegana del ramen Tantanmen (no suele ser vegano por tener caldo de pollo y cerdo).

Los toppings para ramen vegano en un bol azul.

Así que decidí hacer mi propio ramen vegano en casa, adaptando la receta del ramen Tantanmen y convirtiéndola en algo muy simple de hacer! La sopa es simplemente pasta de sésamo (yo uso tahini), salsa de soja, vinagre de arroz y aceite de chili.

Para hacerlo vegano, sustituí el cerdo con tofu desmenuzado, y el caldo de pollo por uno de verduras. Luego, lo cubrí con un poco de bok choy hervido, las partes bajas de la cebolleta fritas y crujientes, y las partes superiores de la cebolleta cortadas en lonchas finas.

Para los fideos del ramen, usé mi receta de fideos ramen caseros. Siempre hago los fideos de ramen desde cero porque me horroriza la lista interminable de químicos que llevan los ramen empaquetados, y no puedo encontrar fideos de ramen frescos en ningún sitio de mi ciudad (incluso en el restaurante al que fuimos usaban ramen empaquetados para los platos!).

Haciendo fideos ramen caseros con una máquina de pasta.

Los fideos de ramen son relativamente fáciles de hacer desde cero, siempre y cuando tengas una máquina de hacer pasta para hacer el trabajo pesado de enrollar y cortar la masa. No te preocupes si no quieres hacer tus propios fideos, porque puedes usar cualquier paquete de fideos de ramen para hacer esta receta de ramen vegano!

Hacer el bol de sopa de ramen vegana es tan fácil como freír el tofu hasta que se quede crujiente, y luego sazonarlo con la salsa de soja, la pasta de miso y sake. Una vez hecho esto, fríe las partes blancas de la cebolleta en un poco de aceite hasta que queden doradas y dulces.

En una olla, hierve el bok choy ya cortado hasta que quede tierno, y luego utiliza la misma olla para cocinar los fideos de ramen. En un bol, combina los ingredientes para la base de la sopa y echa el caldo de verduras caliente. Amontona los fideos con el bok choy, las cebolletas fritas, el tofu sazonado, las partes superiores de la cebolleta y unas cuantas gotas de aceite de chili si te gusta que sea picante.

Esta facilísima sopa de ramen vegano estará lista en menos de 30 minutos, siendo el sueño de todos los ramen!

Quieres ver lo fácil que es hacer este ramen vegano? Mira el video:

Ramen Vegano con Caldo de Sésamo Cremoso

Este ramen vegano será el más delicioso que jamás hayas probado!! Siendo una versión vegana del ramen Tantanmen, se caracteriza por tener un caldo de sésamo cremoso y picante, bok choy fresco, tofu frito y crujiente, y cebolletas fritas. Y no solo eso: ¡es muy rápido y fácil de hacer!
Preparación10 min
Cocción20 min
Total30 min
Categoría: Plato Principal
Cocina: Japonesa
Palabra Clave: Vegana
Raciones: 2
Calorías: 912kcal
Autor: Cilantro & Citronella

Ingredientes

  • 500 ml (2 tazas) de caldo de verduras
  • 100 gramos de tofu extra-firme
  • 2 – 3 cucharadas de aceite neutro
  • 2 cucharaditas de ajo rallado
  • 2 cucharaditas de jengibre rallado
  • 1 cucharadita de pasta de miso oscura
  • 3 cucharadas de salsa de soja divididas
  • 2 cucharaditas de sake
  • 1 cebolleta. Las partes blancas y verdes claritas cortadas en lonchas muy finas para freír y las partes verdes más oscuras cortadas de forma fina para guarnición.
  • 4 – 6 hojas de bok choy cortadas de forma mini
  • 3 cucharadas de tahini
  • 2 cucharaditas de vinagre de arroz
  • 1 cucharada de aceite de chili más una aparte de guarnición
  • 2 raciones de fideos de ramen empaquetados o frescos

Instrucciones

  • Pon el caldo de verduras en una olla y déjalo a fuego lento para que se caliente mientras preparas el resto de ingredientes de la sopa.
  • Chafa el tofu con un tenedor hasta que esté desmenuzado. Calienta 1 cucharada de aceite en una sartén pequeña a fuego medio-alto. Añade el tofu y fríelo, removiendo de vez en cuando, hasta que se quede crujiente y de un color marrón dorado.
  • Mientras tanto, en un bol pequeño, combina la pasta de miso con una cucharada de salsa de soja, y remuévela bien hasta que se disuelva.
  • Reduce el fuego a media potencia, aparta el tofu a un lado de la sartén y añade el ajo y el jengibre. Fríelos, remuévelos, hasta que queden aromáticos y cocinados. Luego, mezcla el tofu. Añade la mezcla de la pasta de miso y salsa de soja y el sake. Deja que el líquido se evapore y fríe el tofu durante un par de minutos más para que quede crujiente de nuevo. Retíralo todo a un plato.
  • Añade 1 – 2 cucharadas más de aceite a la sartén (dependiendo de lo grande que sea la sartén, necesitarás una capa de aceite lo suficientemente profunda para cubrir la cebolleta hecha lonchas muy finas), y deja que se caliente. Añade las partes blancas cortadas de la cebolleta y déjalas freír durante 5 – 10 minutos hasta que se queden de un color marrón dorado. Retíralas a un plato forrado con papel de cocina.
  • Mientras tanto, pon una olla de agua a hervir.
  • En un bol, combina el tahini, 2 cucharadas de salsa de soja, vinagre de arroz y aceite de chili. Mézclalo bien.
  • Cocina el bok choy en el agua hirviendo hasta que los tallos estén tiernos. Retíralo al plato. Ahora, añade los fideos de ramen a la olla y cocínalos de acuerdo a lo que pone en el empaquetado (los fideos frescos solo necesitan estar 30 – 60 segundos).
  • Divide la mezcla de tahini en dos boles, y sirve con un cucharón el caldo caliente mientras lo remueves bien para que se mezclen. Añade los fideos y el bok choy, el tofu, las cebolletas fritas y las cebolletas frescas. Puedes servirlo salpicando un poco más de aceite de chili en la parte superior del plato de ramen.

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.