Canadiense y Estadounidense

Sopa de Tomate

Esta fácil receta de sopa de tomate es la receta más rica y cremosa que existe. Hecha con tres productos de tomate de tu despensa para un sabor inigualable, no contiene nueces, tampoco contiene soja y se puede hacer sin aceite!

Una mano remojando pan en un bol de sopa de tomate.

No hay nada mejor que un plato de sopa de tomate caliente en una tarde fría o cuando te encuentras mal, a que tengo razón?

La sopa de tomate es un clásico, y no solo está deliciosa, sino que también es muy fácil de hacer.

Cómo mejorar la sopa de tomate

Hay muchas maneras diferentes de hacerla, pero diré que esta receta de sopa de tomate es la mejor! ¡Es incluso mejor que una lata de sopa de tomate Campbell!

El problema con las recetas veganas de sopa de tomate es que sin la nata, a veces tienen una textura más cercana al gazpacho (con eso quiero decir demasiado ligera) que a una sopa de tomate cremosa en condiciones.

Esta receta trata de rectificar eso mediante el uso de una combinación de tres tipos de tomates para darle un sabor a tomate súper complejo, umami, rico y delicioso. Un toque de leche de coco le da esa cremosidad untuosa y aterciopelada que todo buen plato de sopa de tomate necesita.

Puedes servir esta sopa de tomate tal cual o junto con tu sándwich de queso vegano favorito, o puedes ponerle algunos complementos como pasta, verduras o hierbas (más ideas a continuación).

Cómo espesar la sopa de tomate vegana

Existen muchos trucos para espesar sopas sin usar nata u otros productos lácteos.

Algunos de los que he visto son: arroz, pan, patatas, harina, anacardos mezclados (también conocido como crema/nata de anacardos), lentejas rojas, coliflor, garbanzos y avena.

Claro, todo esto funciona para poder espesar una sopa vegana, pero, con la excepción de la crema de anacardo, no añadirán mucho en cuanto a cremosidad o sabor aterciopelado.

De hecho, no solo no añaden ningún sabor, sino que también le quitan el tomate a tu sopa de tomate, ya que estás diluyendo tus tomates con almidones al azar.

Los ingredients para la sopa de tomate en la encimara.

Por esa razón, utilicé tomates secos en esta receta vegana de sopa de tomate. No solo por su buen sabor (los tomates secos son ricos en umami, por si no lo sabías), sino que cuando se mezclan, la sopa se vuelve más espesa al instante.

Además de los tomates secados al sol, unas gotas de leche de coco (del tipo de la lata y entera) también añaden cremosidad. Tal vez te preguntes si la sopa sabe a coco. Para mí, al menos, no es así. Solo ½ taza no es suficiente para que tenga ese sabor.

Si tienes una aversión particular al coco, o si dudas de que no puedes probarlo, empieza con ¼ de taza y prueba la sopa. Agrega más hasta que esté lo suficientemente cremosa para tí.

Finalmente, esta receta se basa en una cuidadosa proporción de ingredientes para alcanzar la consistencia perfecta. 2 tazas y ¼ de caldo pueden parecer una medida algo rara, pero ese ¼ de taza adicional fue la consistencia perfecta para mí. Si no estás de acuerdo, puedes, por supuesto, ajustar la consistencia a tu preferencia añadiendo más caldo.

Cómo hacer la sopa de tomate

Esta receta empieza salteando la cebolla y el ajo. Como usé tomates secados al sol envasados en aceite, utilicé una cucharada de aceite del mismo frasco.

Una vez que estaban tiernos, eché un par de cucharadas de tomate concentrado y la freí durante un par de minutos para resaltar el sabor.

Luego añadí los tomates triturados, el caldo y los tomates secados al sol. Lo dejé hervir a fuego lento durante unos 10 minutos para que los sabores se mezclaran y los tomates secados al sol se ablandaran.

Licuando la sopa en una olla con un minipímer.

Usé mi licuadora de inmersión para mezclar la sopa. También puedes echarlo cuidadosamente a una licuadora y mezclarlo, con la tapa ligeramente entreabierta para permitir que escape el vapor, hasta que quede sin grumos.

Finalmente mezclé la leche de coco y la sazoné con sal. ¡Fácil!

Sopa de tomate vegana sin aceite

Esta receta se puede hacer fácilmente sin aceite usando tomates secos deshidratados en lugar de los envasados en aceite.

Este artículo detalla la forma de rehidratar los tomates secados al sol con agua.

Además, la cebolla y el ajo se pueden saltear en un poco de caldo de verduras o agua en lugar de aceite.

Camba la leche de coco entera por leche de coco baja en grasa o ligera.

Mi sopa de tomate está muy agria

En este punto, querrás probar tu sopa para ver si está lo suficientemente condimentada.

Si la comparas con una lata de sopa de tomate de Campbell, el hecho de que Campbell’s haya añadido azúcar puede distorsionar tu percepción al pensar que las sopas de tomate caseras son demasiado agrias.

Esto es solo cuestión de gustos. A algunas personas les gusta que haya un poco de acidez en su sopa de tomate, y a otras les resultará demasiado amarga.

Vertiendo leche de coco en la olla con la sopa.

Si ese es el caso, hay un par de cosas que puedes hacer. En primer lugar, dado que la sopa ya está hecha, puedes añadir azúcar, media cucharadita a la vez, hasta que estés satisfecho/a con ella. Yo añadí una cucharadita.

Otra opción es usar bicarbonato de sodio. El bicarbonato de sodio es alcalino y neutraliza la acidez de los tomates. De nuevo, empieza con un poco, como 1/8 de cucharadita, y añade más según sea necesario para reducir la acidez. Probablemente no necesitarás más de ¼ de cucharadita.

Finalmente, piensa en probar una marca diferente de tomates triturados la próxima vez que hagas esta receta. En una prueba de sabor a ciegas, los evaluadores pudieron distinguir las diferencias en la dulzura y la acidez de una variedad de marcas de tomates enlatados. Por lo tanto, prueba una marca diferente para encontrar una que tenga el equilibrio y el sabor correctos que estás buscando.

¿Qué le pega a la sopa de tomate?

Puedes disfrutar de esta sopa tal como sale de la olla o puedes echarle imaginación y darle volumen con algunos complementos. Aquí hay algunas ideas:

  • Pasta pequeña. Añadí pasta con forma de letras a la mía, pero cualquier otra forma de pasta pequeña para sopa es buena. Prefiero cocinarla en una olla separada para no afectar la consistencia de la sopa y, si quedan restos, que la pasta no continúe absorbiendo todo el líquido de la sopa. Almacena la pasta y la sopa en recipientes separados.
  • Tortellini veganos. La marca de pastas Gallo hace unos tortellini veganos.
  • Ñoquis veganos
  • Espinacas. Añade un par de puñados de espinacas para darle algunas vitaminas extra.
  • Albahaca. Añade albahaca antes de licuarla para obtener una deliciosa sopa de tomate y albahaca. Decórala con un poco de albahaca picada.
  • Pesto vegano. Si no tienes albahaca fresca, añade una cucharada de pesto vegano a cada tazón.
  • Cereales como la cebada, el farro o el arroz agregan un buen bocado. Como con la pasta, los cocinaría en una olla separada y añadirlos a la sopa cuando terminada.
  • Verduras como la patata cortada en cubitos, la batata/el boniato, la zanahoria o la coliflor. Si quieres cocinarlos directamente en la sopa, tendrás que cortarlos en dados bastante pequeños. Trata de no añadir verduras que suelten agua en la sopa como puede ser el calabacín. De manera alternativa, puedes asarlos en el horno para resaltar su dulzura y luego añadirlos a la sopa.
  • Cebollas caramelizadas o ajo asado. Si tienes tiempo, en lugar de cortar la mitad de una cebolla en cubitos, cortar una cebolla entera y cocinarla a fuego lento para caramelizarla. Esto también añadirá dulzura si ves que las sopas de tomate caseras son demasiado ácidas (ver arriba). Del mismo modo, puedes asar el ajo en lugar de freírlo.
  • Crackers triturados
  • Crutones
  • Pan crujiente o pan de ajo vegano
  • Tomates cortados en dados. Ten en cuenta que, si añades una lata entera de tomates cortados en cubitos, diluirás tu sopa. Podrías colarlos y simplemente agregar los trozos, o si tienes algunos tomates frescos en tu jardín, puedes cortarlos en dados.
Un bol de sopa de tomate con pasta y una cuchara.

¿Cuánto tiempo puedo dejar la sopa de tomate en la nevera?

Esta cremosa sopa de tomate vegana permanecerá en el refrigerador de 3 a 5 días, en un recipiente hermético, suponiendo que la enfríes rápidamente después de cocinarla y que no haya estado a temperatura ambiente durante mucho tiempo.

¿Se puede congelar la sopa de tomate?

Sí, puedes congelarla de 2 a 3 meses. Deja que se descongele en la nevera durante la noche y luego vuelve a calentarla en el microondas o en el fogón.

Sopa de tomate

Esta fácil receta de sopa de tomate es la receta más rica y cremosa que existe. Hecha con tres productos de tomate de tu despensa para un sabor inigualable, no contiene nueces, tampoco contiene soja y se puede hacer sin aceite!
Preparación5 min
Cocción15 min
Total20 min
Categoría: Entrante, Plato Principal
Cocina: American
Palabra Clave: Vegana
Raciones: 3
Calorías: 239kcal
Autor: Cilantro & Citronella

Ingredientes

  • Media cebolla picada
  • 2 dientes de ajo picados
  • 2 cucharadas de tomate concentrado
  • 100 gramos de tomates secos cortados
  • 540 ml de caldo de verduras
  • 1 lata de 400 gramos de tomate triturado
  • 120 ml de leche de coco (de lata, no bebida de coco)
  • Sal al gusto
  • Opcional: 1 cucharadita de azúcar o al gusto
  • Opcional: Lo que le quieras añadir (yo eché pasta)

Instrucciones

  • Calentar 1 cucharada del aceite del bote de los tomates secos en una olla a fuego medio (utilizar caldo de verduras si haciendo la receta sin aceite). Pochar la cebolla hasta que estén tiernas luego echar el ajo y pochar unos segundos más.
  • Añadir el tomate concentrado y freír unos dos minutos, removiendo constantemente, hasta que se ponga un poco más oscuro.
  • Añadir los tomates secos, el caldo y el tomate triturado. Llevar a ebuillición luego reducir el fuego para hervir a fuego medio-lento durante 10 minutos.
  • Retirar del fuego y licuar con un minipímer o trasladar la sopa a una licuadora y con la tapa abierta para dejar escaparse el vapor, licuar.
  • Añadir la leche de coco. Probar y añadir sal al gusto. Si te parece un poco ácido, añadir azúcar al gusto. Si quieres una consistencia menos espesa, añadir más caldo.
  • Se puede comer tal cual o añadir verduras, pasta, hierbas u otra sugerencia dado arriba.

Notas

Para hacer la sopa sin aceite, utilizar tomates secos rehidratados y no los del bote con aceite. Freír la cebolla y ajo en agua o caldo y cambiar la leche de coco entera por una marca baja en grasa o ligera.

1 Comment

  • Reply
    Numa P. Airaldi
    enero 25, 2020 at 1:56 am

    Otra forma de endulzar es agregándole el KAA-HEE en gotas….

  • Leave a Reply

    Recipe Rating




    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.