Italiano

Tarta Vegana de Tomates y Pesto

Esta tarta vegana de tomates y pesto es fácil de preparar, y también es la receta rápida y perfecta para una calurosa tarde de verano. Los tomates frescos, el pesto vegano casero y el pan rallado de ajo con sabor al queso se extienden sobre masa filo y se hornean hasta que estén deliciosamente crujientes.

Tarta vegana de tomates y pesto visto desde arriba.

¿No estás seguro de qué hacer para cenar esta noche? ¿Por qué no pruebas esta fácil tarta de pesto de tomate? Necesitarás solo algunos ingredientes básicos para preparar este sabroso plato principal vegano.

Por ser una receta vegana, es una degustación sorprendentemente “quesera”. Eso es gracias a los dos sustitutos de queso favoritos de los/as veganos/as: levadura nutricional y pasta de miso.

Los ingredientes para la tarta.

Para reemplazar el parmesano, utilizo pasta de miso en mi receta de pesto vegano, y también es el ingrediente secreto en mi sopa gumbo vegetariana para darle ese sabor salado de umami que (en mi opinión) es mucho más potente que la levadura nutricional.

Sin embargo, aún quería una especie de espolvoreado de parmesano para la parte superior de la tarta y entre las capas de filo, por lo que la levadura nutricional fue muy útil cuando la mezclé con el pan rallado tostado y ajo.

Echando pan rallado encima de la masa filo.

Entonces, para hacer esta tarta vegana de pesto con tomate, empieza colocando un par de hojas de masa filo (descongelada) en una bandeja para hornear. Una hoja era demasiado pequeña para mi sartén, así que superpuse dos hojas de filo. No pasa nada si cuelgan un poco por los lados, ya que vas a enrollar los bordes para formar una corteza una vez hayas terminado.

Untando el pesto en la tarta.

Entre cada capa de masa filo, aplica un poco de aceite de oliva y espolvorea el pan rallado de ajo con levadura nutricional. Utilicé un paquete entero de masa filo, pero olvidé contar cuántas capas hice; creo que terminé con aproximadamente 6 o 7 capas, por lo que habría usado entre 12 – 14 hojas.

Colocando los tomates en la tarta.

Una vez hayas colocado toda la masa, enrolla suavemente los bordes para formar una corteza, extiende el pesto vegano por encima y coloca los tomates en rodajas.

Usé tomates Roma de mi jardín, son un poco más pequeños que los que comprarías en una tienda (no sé qué está pasando con este tema), pero prefiero una tomate carnoso como el Roma o el tomate pera para esta receta, ya que no hará que la masa filo se empape.

La tarta vegana cocida.

Pon la tarta en el horno durante unos 35 minutos hasta que esté dorada y crujiente. Una pizca final de pan rallado de ajo y unas cuantas hojas de albahaca fresca sobre la parte superior y esta tarta vegana de tomates y pesto estará lista para ser servida!

Tarta Vegana de Tomates y Pesto

Esta tarta vegana de tomates y pesto es fácil de preparar, y también es la receta rápida y perfecta para una calurosa tarde de verano.
Preparación15 min
Cocción35 min
Total50 min
Categoría: Plato Principal
Cocina: Italiana
Palabra Clave: Vegana
Raciones: 4 – 6
Calorías: 196kcal
Autor: Cilantro & Citronella

Ingredientes

Para el pesto vegano

  • 70 gramos (1 taza) de albahaca fresca reserva algunas hojas pequeñas para decorar
  • 30 gramos (¼ taza) de nueces
  • 2 cucharaditas de pasta de miso blanca o una cucharada de levadura nutricional
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Para la tarta de tomates

  • 1 cucharada de aceite de oliva más otra para aplicarla entre las hojas de filo
  • 1 diente de ajo cortado
  • 25 gramos (¼ taza) de pan rallado
  • 1 cucharada de levadura nutricional
  • 1 paquete de masa filo descongelada (el mío era de 250 gramos)
  • 6 – 7 tomates Roma o pera en rodajas finas

Instrucciones

  • Precalienta el horno a 350ºF (180ºC).
  • Pon todos los ingredientes para el pesto en un procesador de alimentos y mézclalos.
  • Calienta 1 cucharada de aceite en una sartén pequeña a fuego medio-alto y agrega el ajo picado. Fríelo por unos segundos hasta que estén aromáticos, y luego agrega el pan rallado. Tuéstalos, removiendo con frecuencia, durante unos minutos hasta que estén dorados. Retíralo a un bol y añadir la levadura nutricional.
  • Engrasa ligeramente una bandeja para hornear o cúbrelo con papel de hornear. Coge una hoja de masa filo y colócala en la bandeja. Mi bandeja era lo suficientemente grande para dos hojas de filo que se superponían en el medio. También se superpusieron un poco los bordes de la bandeja.
  • Pincela ligeramente con aceite de oliva y espolvorea un par de cucharadas de pan rallado. Repítelo con otra capa de filo. Yo usé el paquete entero de masa, que terminaron siendo aproximadamente 6 o 7 capas (12 – 14 hojas de filo en total). Reserva un poco del pan rallado para la parte superior.
  • Enrolla suavemente los bordes que sobresalen para formar una corteza y úntalos con aceite de oliva. Extiende el pesto por encima y colócale las rodajas de tomate.
  • Hornéalo hasta que estén dorados y crujientes: de 35 a 40 minutos (o de acuerdo con las instrucciones que vengan en el paquete de masa filo).
  • Retíralo del horno y espolvoréale el pan rallado restante y las hojas frescas de albahaca. Consejo: la forma más fácil de cortar la tarta es con unas tijeras.

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.