Go Back
Imprimir Receta
5 de 1 voto

Pasta Fresca de Remolacha Sin Huevo

si tú haces tu propia pasta fresca las posibilidades son ilimitadas en cuanto a creatividad, y esta pasta fresca de remolacha es un buen ejemplo.
Tiempo de preparación20 min
Tiempo de cocción50 min
Tiempo Adicional1 h
Tiempo total2 h 10 min
Plato: Plato Principal
Cocina: Italiana
Keyword: Vegana
Raciones: 2
Calorías: 764kcal
Autor: Cilantro & Citronella

Ingredientes

Para la pasta de remolacha

  • 1 remolacha mediana
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 290 gramos de semolina se puede usar harina común pero la pasta será más suave y menos al dente. Si quieres pasta de harina común al dente, mejor dejarla secar unas horas antes de cocinar.
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • 80 ml agua

Para la salsa

  • 1/2 cucharada de aceite de oliva
  • 1 chalote picado
  • 1 diente de ajo picado
  • 60 ml vino blanco
  • 1/2 cucharada de harina
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 120 ml caldo de verduras
  • 1/4 cucharadita de hierba a elegir estragón, romero, tomillo, orégano, albahaca. Lo que te guste
  • Sal y pimienta al gusto
  • Puré de remolacha sobrante opcional
  • 1 - 2 cucharaditas de balsámico opcional
  • Albahaca o cebollino fresco opcional

Elaboración paso a paso

Para la pasta

  • Cocinar la remolacha al gusto. Yo lo asé entera con aceite de oliva y envuelta en papel de plata en el horno a 200°C durante unos 45 minutos. También se puede pelar, cortar en cuartos y hervir hasta que esté blanda. Una vez cocida, usar un procesador de alimentos o licuadora con una cucharada de aceite de oliva para hacer puré.
  • En la encimera, mezclar la harina y la sal. Hacer un hueco en el entro de la harina y añadir la cucharadita de aceite de oliva y 3 cucharadas del puré de remolacha. Añadir un poco de agua y usar un tenedor para mezclar con un poco de harina. Seguir añadiendo agua y mezclando poco a poco con la harina hasta que la masa forme una pelota y puedas amasarla con las manos. Tal vez necesites más o menos agua de la que se expone en la receta, dependiendo de la marca de harina que uses. Quieres una masa suave que no se pegue. Amasar durante 10-15 minutos y luego envolver la masa en plástico y dejar reposar durante una hora.
  • Cortar la masa en cuatro y estirar. Si tienes una máquina para pasta, seguro que ya sabes utilizarla. Sino, estirar la masa en la encimera salpicada con harina lo más fino que puedas. Usar un cuchillo o cortador de pizza para cortarla en la forma que quieras.
  • Llegados a este punto puedes colgar la pasta para que se seque o calentar una olla de agua y hervir.

Para la salsa

  • Calentar una sartén grande a fuego medio. Añadir la media cucharada de aceite de oliva y pochar el chalote. Añadir el ajo y pochar. Añadir el vino blanco y hervir hasta reducir a la mitad. Añadir la harina y mezclar bien para que no queden grumos. Cocinar durante un minuto y añadir la cucharada de aceite de oliva restante, caldo de verduras, sal y pimienta. Si eliges usar el puré de remolacha restante, añadirlo ahora con una o dos cucharaditas de balsámico para cortar la dulzura. Con o sin puré de remolacha, hervir la salsa a fuego lento hasta lograr la consistencia que quieras.

Para el plato

  • Hervir la pasta durante 2 o 3 minutos. La pasta fresca se cocina rápidamente así que probarla con frecuencia hasta que tenga la consistencia deseada. Escurrir y añadir a la salsa directamente. Servir decorada de albahaca o cebollino fresco si se quiere.