Go Back

Galette de Verduras de Primavera

Servir esta galette vegana para Pascua, a tu madre en el día de la madre o simplemente para una cena de entresemana para desfrutar de maravillosas verduras de temporada!
Tiempo de preparación20 min
Tiempo de cocción30 min
Tiempo total50 min
Plato: Entrante, Plato Principal
Cocina: Francesa
Keyword: Vegana
Raciones: 3 como principal o 6 como acompañamiento
Calorías: 929kcal
Autor: Cilantro & Citronella

Ingredientes

Para la masa brisa vegana

  • 200 gramos de harina
  • ¼ cucharadita de sal
  • 135 gramos de aceite de coco sólido a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas de vodka frío opcional
  • 2 cucharadas de agua fría o 4 cucharadas si no usas vodka

Para el queso ricotta vegano

  • 115 gramos de anacardos crudos remojados durante la noche o en agua caliente durante 30 minutos
  • 60 ml de agua
  • 1 cucharada de levadura nutricional
  • 1 cucharadita de vinagre de manzana
  • ½ cucharadita de sal marina
  • ¼ cucharadita de ajo en polvo
  • ¼ cucharadita de cebolla en polvo

Para la galette de verduras

  • 1 - 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 200 gramos de gírgolas
  • 2 dientes de ajo cortados finamente
  • 250 gramos de espárragos tallados
  • 200 gramos de bimi (brócoli de tallo largo)
  • 50 gramos de kale
  • 40 gramos de guisantes frescos o congelados
  • 1 - 2 cebolletas picadas
  • Una pizca de sal y pimienta

Elaboración paso a paso

  • Precalentar el horno a 200°C.
  • Mezclar la harina y la sal y poner la mezcla con un tenedor en la nevera durante 30 minutos o en el congelador durante 15 minutos. Mientras tanto preparar las verduras para el relleno.
  • Calentar una sartén grande a fuego medio-alto y añadir el aceite y las setas. Trabajar en tandas si no entran todas. Freír hasta que estén doradas en ambos lados. Un poco antes de que estén hechas, añadir el ajo y freír hasta que suelte el aroma. Retirar de la sartén y reservar en un plato.
  • Bajar el fuego a medio y añadir los espárragos, bimi y kale (y los guisantes congelados si utilizas) juntos con un chorro de agua. Tapar y cocinar al vapor durante unos dos minutos hasta que las verduras queden verde brillante y un poco tiernas. Trasladar a un escurridor y mojar con agua fría para parar la cocción. Escurrir y salpimentar.
  • Combinar todos los ingredientes para el queso en un pequeño procesador de alimentos hasta que tenga la consistencia de ricotta (ver nota abajo).
  • Volvemos a la masa. Una vez fría, la harina, añadir una cucharada de aceite de coco e incorporar a la harina con la ayuda del tenedor hasta que no queden trozos grandes. Seguir añadiendo el aceite cucharada a cucharada. Al final deberías tener una mezcla que se asemeje a arena gruesa, sin trozos grandes de aceite.
  • Combinar el vodka con el agua y salpicar la harina con una cuchara. Mezclar lenta y cuidadosamente antes de añadir la segunda cucharada. Seguir así hasta que la masa se pegue y puedas formar una pelota. Dependiendo de la marca de harina que uses necesitarás más o menos líquido.
  • Coger un trozo de papel para hornear y enharinarlo. Colocar la pelota de masa en el papel y colocar un trozo de plástico encima. Formar un disco y con la ayuda de un rodillo, extender la masa a unos 28 cm (mas o menos, no tiene que ser exacto). Retirar el plástico y cortar el exceso de masa para formar un círculo.
  • Untar la masa con el queso vegano, dejando unos centímetros libres en el borde para poder doblarla. Esparcir las cebolletas y rellenar con las verduras. Me gusta empezar con una cama de kale, luego las setas y el bimi y espárragos por encima. Esparcir los guisantes por encima. Doblar los bordes y presionar para que se peguen. Cortar un disco de papel de plata del tamaño del relleno que quede a la vista. Trasladar a una bandeja y hornear durante 30 minutos o hasta que la masa esté dorada. Fíjate cada 5 minutos y si el bimi se empieza a quemar, cubrir el relleno con el disco de papel de plata.