Go Back

Faux Calçotada con Salsa Romesco

Aunque los calçots no están disponibles en otros países o en el verano, resulta que los puerros son un buen sustituto y que se pueden hornear para conseguir básicamente el mismo sabor que un calçot asado.
Tiempo de preparación1 h 30 min
Tiempo total1 h 30 min
Plato: Entrante, Plato Principal
Cocina: Española
Keyword: Vegana
Raciones: 3 - 4 comensales
Calorías: 380kcal
Autor: Cilantro & Citronella

Ingredientes

  • 6 - 8 puerros
  • 2 tomates grandes
  • Media cabeza de ajo más un diente
  • ½ cucharadita de sal
  • 80 ml aceite de oliva más 2 cucharadas para los tomates
  • 1 rebanada de pan del día anterior
  • 2 cucharadas de vinagre de jerez o vinagre de vino tinto
  • 1 ñora seca se puede substituir por un chili poblano o cualquier chili no picante
  • 35 gramos de almendras peladas
  • 35 gramos de avellanas

Elaboración paso a paso

  • Precalentar el horno a 175°C. Hacer una cruz con el cuchillo en la parte inferior de los tomates y colocarlos junto con la media cabeza de ajo en un recipiente apto para el horno. Salpicar todo con 2 cucharadas de aceite y hornear de 60 a 90 minutos hasta que la piel se empiece a carbonizar pero no a quemar totalmente. Sacar del horno y dejar enfriar.
  • Mientras que los tomates se asan, rehidratar la ñora o el chili en agua caliente. Una vez que esté blando, usar un cuchillo o cuchara para sacar la pulpa y descartar la piel y semillas.
  • Tostar las almendras y avellanas en una sartén a fuego medio.
  • Cortar la mayoría de las hojas de los puerros y meterlos en el horno para asar. Quieres que estén totalmente negros por fuera así que podría ser necesario darles la vuelta una vez mientras se cocinan.
  • Cuando se puedan tocar los tomates y el ajo, pelar y meterlos en una licuadora o procesador de alimentos con la sal. Poner en marcha la licuadora y verter el aceite lentamente. Mojar el pan con el vinagre y añadirlo con el diente de ajo crudo y chili a la licuadora. Finalmente añadir las almendras y avellanas y procesar pero no demasiado porque la salsa debería retener un poco de textura. Probar y ajustar sal y vinagre al gusto. Si quieres una salsa menos espesa, añadir más aceite.
  • Una vez que los puerros estén negros por fuera, retirarlos y envolverlos en papel de diario para terminar de cocinar al vapor y enfriarse un poco. Cuando los puedes tocar, retirar la piel negra y cortar por la mitad de arriba a bajo. Comer con los manos o cortar en trozos y mojar en la salsa.