Go Back

Croquetas Veganas de Seta

Estas croquetas veganas de setas son la típica tapa española. El exterior es dorado y crujiente, mientras que el interior es suave y cremoso, con trocitos de setas jugosos. Cómelas solas o con tu salsa favorita!
Tiempo de preparación3 h
Tiempo de cocción15 min
Tiempo total3 h 15 min
Plato: Tapa
Cocina: Española
Keyword: Vegana
Raciones: 4
Calorías: 440kcal
Autor: Cilantro & Citronella

Ingredientes

  • 60 ml (¼ de taza) de aceite de oliva, dividido
  • ½ cebolla picada
  • 2 dientes de ajo picados
  • 215 gramos de setas cortadas finamente en cubitos (yo usé salvajes pero cualquier tipo vale: Portobello, ostra, asiático, blancos, cremini, etc.)
  • 75 gramos (½ taza) de harina
  • 650 ml (2 ¾ tazas) de leche vegetal sin azúcar, dividida
  • 120 ml (½ taza) de caldo de verduras
  • ½ cucharadita de sal y más para las setas
  • Pimienta al gusto
  • 135 gramos (1 ½ tazas) de pan rallado
  • Aceite para freír

Elaboración paso a paso

  • Calienta 1 cucharada de aceite en una sartén grande a fuego medio. Agrega la cebolla y fríela hasta que esté transparente, luego echa el ajo y fríelo también hasta que esté suave y fragante. Retíralos a un plato.
  • Por lo general, suelo hacer las setas en dos tandas para que formen una sola capa en la sartén y las hago fritas en lugar de al vapor. Por lo tanto, echa la mitad de las setas picadas y déjalas solos durante unos minutos para dorarlas por el primer lado antes de removerlas para dorarlas por el otro lado. Una vez doradas, sazónalas con sal y pimienta y retíralas al plato con las cebollas. Fríe el segundo lote de setas y déjalas a un lado.
  • Combina 400 ml (1 ¾ tazas) de leche vegetal con el caldo de verduras en un bol o tazón para medir. Déjalos a un lado por ahora.
  • En una olla pequeña, calienta 3 cucharadas de aceite de oliva a fuego medio. Poco a poco, tamiza la harina y remuévela a medida que la agregas para que no se hagan grumos. Obtendrás una especie de bola de masa. Deja que se cocine, removiéndola constantemente, hasta que desaparezca el olor a harina cruda – uno o dos minutos.
  • Agrega una pequeña cantidad de la mezcla de caldo y leche vegetal y bátelo muy bien. Al principio se evaporará, pero sigue echando el líquido poco a poco, batiendo constantemente, hasta que se empiece a formar una salsa. Para evitar grumos, tienes que batirlo muy bien! Una vez que hayas echado toda la leche, sigue batiendo mientras se cuece a fuego lento y cocínala a fuego lento, batiendo, durante un par de minutos hasta que se quede espeso.
  • Retíralo del fuego y agrega ½ cucharadita de sal, pimienta al gusto, las setas,, la cebolla y el ajo. Pásalo a un plato y déjalo enfriar a temperatura ambiente. Una vez frío, cúbrelo con una envoltura de plástico, presionando la envoltura sobre la parte superior del relleno y refrigéralo hasta que esté completamente frío.
  • Cuando esté listo para freír, calienta el aceite de freír en una olla pequeña a fuego medio.
  • Echa la taza restante (250 ml) de leche vegetal en un bol y el pan rallado en otro bol. Coge aproximadamente una cucharadita del relleno y enróllalo en forma de tronco. Cúbrelo con pan rallado, luego sumérgelo en la leche y de nuevo en el pan rallado.
  • Fríelo en tandas de 5 o 6, dándoles la vuelta según sea necesario, hasta que estén dorados. Retíralos a un plato forrado con papel de secado.
  • Sírvelo!